Información de la revista
Vol. 1. Núm. 4.Noviembre 2018
Páginas 1-111
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 1. Núm. 4.Noviembre 2018
Páginas 1-111
Acceso a texto completo
La actividad física sostenida, y no la reducción de peso, se asocia a una mejora de la supervivencia en la enfermedad coronaria
Visitas
24
Trine Moholdta, Carl J. Lavieb, Javaid Naumanc
a Department of Circulation and Medical Imaging, Faculty of Medicine and Health Sciences, Norwegian University of Science and Technology, Trondheim, Noruega; Women’s Clinic, St. Olav’s University Hospital, Trondheim, Noruega;
b Department of Cardiovascular Diseases, John Ochsner Heart and Vascular Institute, Ochsner Clinical School, University of Queensland School of Medicine, New Orleans, Louisiana;
c Department of Circulation and Medical Imaging, Faculty of Medicine and Health Sciences, Norwegian University of Science and Technology, Trondheim, Noruega; Institute of Public Health, College of Medicine and Health Sciences, United Arab Emirates University, Al-Ain, Emiratos Árabes Unidos.
Este artículo ha recibido
24
Visitas
Información del artículo

ANTECEDENTES A las personas con enfermedad coronaria (EC) se les recomienda que realicen actividad física y que mantengan un peso saludable. Carecemos de datos sobre la relación que tienen los cambios a largo plazo del índice de masa corporal (IMC) y de la actividad física (AF) con la mortalidad en esta población.

OBJETIVOS El objetivo de este estudio fue determinar la asociación existente entre los cambios del IMC, la AF y la mortalidad en las personas con EC.

MÉTODOS Los autores estudiaron a 3307 personas (1038 mujeres) con EC del estudio HUNT (Nord-Trøndelag Health Study) que fueron examinadas en 1985, 1996 y 2007, y seguidas luego hasta el final de 2014. Se calculó la hazard ratio (HR) para la mortalidad por cualquier causa y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares (ECV) según los cambios del IMC y de la AF, y se elaboraron modelos de regresión de riesgos proporcionales de Cox ajustados por la edad, tabaquismo, presión arterial, diabetes, consumo de alcohol y autopercepción del estado de salud.

RESULTADOS Hubo 1493 muertes durante 30 años de seguimiento (un 55% por ECV, mediana de 15,7 años). La reducción del peso, definida como un cambio del IMC < 0,10 kg/m2/año, se asoció a un aumento de la mortalidad por cualquier causa (HR ajustada: 1,30, intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,12 a 1,50). El aumento de peso, clasificado como un cambio del IMC≥0,10kg/m2/año, no se asoció a un aumento de la mortalidad (HR ajustada: 0,97; IC del 95%: 0,87 a 1,09). La reducción del peso tan solo se asoció a un aumento del riesgo en las personas que tenían un peso normal en la situación basal (HR ajustada: 1,38; IC del 95%: 1,11 a 1,72). Hubo un riesgo menor de mortalidad por cualquier causa en los participantes que mantuvieron una AF baja (HR ajustada: 0,81; IC del 95%: 0,67 a 0,97) o una AF alta (HR ajustada: 0,64; IC del 95%: 0,50 a 0,83), en comparación con los participantes que se mantuvieron inactivos a lo largo del tiempo. Las asociaciones de la mortalidad por ECV fueron similares a las de la mortalidad por cualquier causa.

CONCLUSIONES En el estudio no se observaron reducciones del riesgo de mortalidad asociadas a la reducción del peso en los individuos con EC, y hubo una reducción del riesgo de mortalidad asociada al aumento de peso en los individuos con un peso normal en la situación inicial. Sin embargo, la AF sostenida sí se asoció a una reducción sustancial del riesgo. (J Am Coll Cardiol 2018;71:1094–101) © 2018 American College of Cardiology Foundation. Publicado por Elsevier.

Palabras clave:
índice de masa corporal, ejercicio, HUNT, mortalidad, infarto de miocardio, paradoja de la obesidad
El Texto completo solo está disponible en PDF
JACC. Edición en español

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?