Información de la revista
Vol. 01. Núm. 13.
Páginas 1-22 (Julio 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 01. Núm. 13.
Páginas 1-22 (Julio 2020)
Acceso a texto completo
Consideraciones cardiovasculares respecto a pacientes, profesionales de la salud y sistemas de salud durante la pandemia de la COVID-19
Visitas
...
Elissa Driggina, Mahesh V. Madhavana,b, Behnood Bikdelia,b,c, Taylor Chuicha, Justin Laracya, Giuseppe Biondi-Zoccaid,e, Tyler S. Brownf, Caroline Der Nigoghossiana, David A. Zidarg, Jennifer Haythea, Daniel Brodiea, Joshua A. Beckmanh, Ajay J. Kirtanea,b, Gregg W. Stoneb,i, Harlan M. Krumholzc,j,k, Sahil A. Parikha,b
a New York-Presbyterian Hospital/Columbia University Irving Medical Center, Nueva York, Nueva York.
b Clinical Trials Center, Cardiovascular Research Foundation, Nueva York, Nueva York.
c Center for Outcomes Research and Evaluation, Yale School of Medicine, New Haven, Connecticut.
d Department of Medical-Surgical Sciences and Biotechnologies, Sapienza University of Rome, Latina, Italia.
e Mediterranea Cardiocentro, Nápoles, Italia.
f Massachusetts General Hospital, Boston, Massachusetts.
g Case Western Reserve School of Medicine, Louis Stokes Cleveland Veterans Affairs Medical Center, Cleveland, Ohio.
h Vanderbilt University Medical Center, Nashville, Tennessee.
i Icahn School of Medicine at Mount Sinai, Nueva York, Nueva York.
j Section of Cardiovascular Medicine, Department of Internal Medicine, Yale School of Medicine, New Haven, Connecticut.
k Department of Health Policy and Administration, Yale School of Public Health, New Haven, Connecticut.
Información del artículo
Resumen
RESUMENLa enfermedad coronavírica de 2019 (COVID-19) es una enfermedad infecciosa causada por el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (de tipo) 2, que tiene importantes repercusiones en la asistencia cardiovascular de los pacientes. En primer lugar, los pacientes con la COVID-19 y una enfermedad cardiovascular preexistente presentan un aumento del riesgo de enfermedad grave y muerte. En segundo lugar, la infección se ha asociado a múltiples complicaciones cardiovasculares directas e indirectas, como la lesión miocárdica aguda, la miocarditis, las arritmias y el tromboembolismo venoso. En tercer lugar, los tratamientos que se están investigando para la COVID-19 pueden tener efectos secundarios cardiovasculares. En cuarto lugar, la respuesta a la COVID-19 puede comprometer el triaje rápido de los pacientes sin la COVID-19 que presentan trastornos cardiovasculares. Por último, la prestación de la asistencia cardiovascular puede poner a los profesionales de la salud en una situación de vulnerabilidad, ya que pueden pasar a ser huéspedes o vectores de la transmisión del virus. En este artículo presentamos una revisión de los trabajos publicados y de aquellos hechos públicos en fase de preimpresión relativos a consideraciones cardiovasculares relacionadas con la COVID-19 y resaltamos las lagunas existentes en los conocimientos, que requerirán nuevos estudios respecto a los pacientes, los profesionales de la salud y los sistemas de salud. (J Am Coll Cardiol 2020;75:2352–71) © 2020 American College of Cardiology Foundation.
El Texto completo está disponible en PDF
JACC. Edición en español

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.