Información de la revista
Vol. 01. Núm. 26.
Páginas 1-14 (Septiembre 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 01. Núm. 26.
Páginas 1-14 (Septiembre 2022)
Acceso a texto completo
Tratamiento actual de la estenosis aórtica grave sintomática
Visitas
...
Marc Eugènea,b,k, Piotr Duchnowskic,k, Bernard Prendergastd,k, Olaf Wendlere,k, Cécile Larochef,k, Jean-Luc Moning,k, Yannick Jobich,k, Bogdan A. Popescui,k, Jeroen J. Baxj,k, Alec Vahanianb,k, Bernard Iunga,b,k
a Cardiology Department, Hôpital Bichat, Assistance Publique-Hôpitaux de Paris, París, Francia.
b Université de Paris, París, Francia.
c Cardinal Wyszynski National Institute of Cardiology, Varsovia, Polonia.
d Department of Cardiology, St Thomas´ Hospital, Londres, Reino Unido.
e Department of Cardiothoracic Surgery, King´s College Hospital, Londres, Reino Unido.
f EURObservational Research Programme, European Society of Cardiology, Sophia-Antipolis, Francia.
g Cardiology Department, Institut Mutualiste Montsouris, París, Francia.
h Cardiology Department, Hôpital Cavale Blanche, Brest, Francia.
i Department of Cardiology, University of Medicine and Pharmacy Carol Davila-Euroecolab, Emergency Institute for Cardiovascular Diseases Prof Dr C. C. Iliescu, Bucarest, Rumania.
j Department of Cardiology, Leiden University Medical Center, Leiden, Países Bajos.
k En nombre del Grupo de Investigadores del Registro EORP VHD II.
Información del artículo
Resumen
ANTECEDENTES

Cuando la cirug��a era el ��nico tratamiento existente para la estenosis a��rtica (EA), exist��an algunas lagunas entre las gu��as y la pr��ctica cl��nica.

OBJETIVOS

En este estudio se analiz�� la decisi��n de intervenir o no en los pacientes con EA grave en la encuesta EORP VHD (EURObservational Research Programme Valvular Heart Disease) II.

M��TODOS

De los 2152 pacientes con EA grave, un total de 1271 pacientes con una EA de gradiente alto que presentaban s��ntomas cumplieron los criterios para una recomendaci��n de clase I para la intervenci��n seg��n la gu��a de la European Society of Cardiology de 2012; el criterio de valoraci��n principal fue la decisi��n de intervenci��n.

RESULTADOS

Se tom�� la decisi��n de no intervenir en 262 pacientes (20,6%). En el an��lisis multivariante, la decisi��n de no intervenir se asoci�� a una mayor edad (odds ratio [OR]: 1,34 por aumento de 10 a��os; IC del 95%: 1,11 a 1,61; p = 0,002), a las clases funcionales I y II frente a la clase funcional III de la New York Heart Association (OR: 1,63; IC del 95%: 1,16 a 2,30; p = 0,005), a un mayor ��ndice de comorbilidad de Charlson ajustado seg��n la edad (OR: 1,09 por aumento de 1 punto; IC del 95%: 1,01 a 1,17; p = 0,03) y a un menor gradiente medio transa��rtico (OR: 0,81 por disminuci��n de 10 mm Hg; IC del 95%: 0,71 a 0,92; p < 0,001). Durante el per��odo de estudio, 346 pacientes (40,2%, mediana de edad 84 a��os, mediana de puntuaci��n EuroSCORE II [European System for Cardiac Operative Risk Evaluation II] 3,1%) fueron tratados con una intervenci��n percut��nea y 515 (59,8%, mediana de edad 69 a��os, mediana de puntuaci��n EuroSCORE II 1,5%) mediante una intervenci��n quir��rgica. La decisi��n de no intervenir, en comparaci��n con la de intervenir, se asoci�� a una menor supervivencia a los 6 meses (87,4%; IC del 95%: 82,0 a 91,3 frente a 94,6%; IC del 95%: 92,8 a 95,9; p < 0,001).

CONCLUSIONES

La decisi��n de no intervenir se tom�� en 1 de cada 5 pacientes con EA grave y sintom��tica a pesar de una recomendaci��n de clase I para la intervenci��n y la decisi��n se asoci�� en especial a la mayor edad y a las comorbilidades combinadas. La intervenci��n percut��nea se utiliz�� ampliamente en los octogenarios. (J Am Coll Cardiol 2021;78:2131-2143) �� 2021 American College of Cardiology Foundation.

El Texto completo está disponible en PDF
JACC. Edición en español

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?